Kontakt /
                  contact          Hauptseite /
                  page principale / pagina principal / home        atrás
zurück / retour
                  / indietro / atrás / backíndice     próximopróximo
D

Medicina natural del Perú: el médico naturista

I. Efectos medicinales de las verduras

Sus recetas y curaciones

presentado por Michael Palomino (2011)



Compartir / share:

Facebook







de: El médico naturista. Sus recetas y curaciones; Corporación editora Chirre S.A., Lima, Jr. Miguel Zamora 148, [distrito de Lima, Lima], Tel. [01]-332-8342, Telefax: [01]-424-7323. Sucursales: Jr. Azángaro 726, [Lima], Tel. [01]-426-5215 - Lima [Perú]

Comentario
La  edición en línea de ese cuaderno tiene muchas fotos e indicaciones suplementarios con la medicina según los grupos sanguíneos. Los textos adicionales están con fondo amarillo. Cuando hay dudas siempre pregunta a su naturista. Espero que todos van a curarse bien.
Michael Palomino (2011)


El médico naturista

Para demostrar que nuestras ediciones que tratan acerca de los temas de naturismo, son las más serias y completas del mercado latinoamericano, alcanzamos al presente. Tratado Especializado, esta vez, contando con la valiosa colaboración del doctor Julio López Castillo, profesional del Naturismo que ejerce cátedra en la Universidad de San Marcos y cuyos trabajos de investigación son vitales para entender el maravilloso universo de la medicina natural. Compruébenlo ustedes mismo.

Profesional del naturismo, Dr. Julio López Castillo (p.3)


La validez actual del naturismo

por el doctor Julio López Castillo

Hay un cuestionamiento a los actuales métodos de la medicina química occidental y ya se experimentan con terapias alternativas. Se busca en la naturaleza la forma de corregir los resultados negativos de nuestra "vida civilizada". Los especialistas en plantas medicinales y los acupuntaristas son visitados cada vez por mayor número de gente y no solo de gente acostumbrada, por varias razones, a este tipo de tratamientos, gente de otras posiciones de conocimientos, de otros niveles de vida socio-económica.

Los "tes", infusiones, cocimientos, etc. son cada vez más empleados pues no sólo tienen efectividad, sino que no dejan los temidos "efectos secundarios" propios de muchos medicamentos químicos, además de su uso indiscriminado.

Los ingredientes de las comidas "modernas", cuando son artificiales además se colorean, cambian para mejorar su sabor, se desecan o deshidratan, o se congelan, etc. Y trae consigo ingerir sustancias que de algún modo no son buenas para el organismo. Recordemos solamente que muchos de los colorantes que se usaban en alimentos hasta hace 2 ó 3 décadas han sido prohibidos. ¿Y por qué? pues por sus posibles efectos cancerígenos. Nada menos. Los efectos negativos de consumir carnes y productos lácteos en exceso son materia de estudio serio y de advertencia al consumidor. El colesterol, ese gran problema en la alimentación descuidada tiene una relación con las enfermedades del corazón.

Hay estudios serios como de la Organización Mundial de la Salud que señala la posibilidad que una buena cantidad de grasas y carnes de nuestra dieta diaria puede ser causa del cáncer intestinal y del cáncer de mama, precisamente los tipos de cáncer más comunes en Europa y EE.UU. Recientes informes señalan el peligro de consumir pollos a la brasa, parrilladas, etc. Pero esos mismos informes también señalan la posibilidad que una dieta vegetariana puede ayudar a una verdadera prevención del cáncer.

Entendamos que con unos simples cambios dietéticos se lograría obtener un estado de vida más saludable, más vigoroso, más "lleno de vida".

¿Cómo mantener un equilibrio dietético? Todos sabemos que el cuerpo requiere de tres tipos de elementos para su equilibrio y funcionamiento: Proteínas, carbohidratos y grasas. Y dos grupos importantes, cuya necesidad individual es de menor cantidad, pero igualmente imprescindibles: Vitaminas y minerales. Y ellos, los hallamos felizmente en los productos de la naturaleza. No sólo nutren sino también previenen y curan enfermedades, He aquí un Manual que trata de esclarecer estas maravillosas propiedades. (p.4)


I. El Menú Naturista [las verduras y sus efectos medicinales]

A continuación las pautas y recomendaciones para el empleo de las hortalizas, verduras y frutas que proporcionan un mejor nivel nutritivo y que están al alcance de nosotros. ¡Aprovéchelas!


Acelga: alto contenido vitamínico

Contiene vitaminas A, B1, B2, B5, vitaminas C y un buen contenido de calcio, potasio y fósforo. Contiene también hierro. las hojas de la acelga son muy cotizadas en la alimentación. Tiene un agradable sabor, por lo que se aprecia mucho en la alimentación corriente. En nuestra cocina se emplea bastante en forma de pastel de acelga, purés y ensaladas (p.5).


Achicoria: La Achicoria como alimento crudo, actúa contra las irregularidades de la digestión, reumatismo, gota, enfermedades de la piel, sangre impura, hemorroides, histerismo etc. (p.9)


Ajo: muy rico en calcio y fósforo

Básico su uso en la cocina, como un apreciable condimento. Contiene vitaminas B1, B2, B5, vitamina C. También es rico en calcio y fósforo. Es un gran alimento para todas las comidas, estimula el apetito y la secreción de los jugos digestivos, mejorando el sabor de muchos platos de nuestra comida. Muchos naturistas especializados califican al ajo como el "elixir de una larga vida". Algunos lo rechazan por su olor tan penetrante, el cual puede enmascararse con limón y aceites.
(p.5)


Alcachofa: de gran valor alimenticio

Muy apreciada por su alto valor alimenticio. Los tallos tiernos son muy apetecidos, aconsejando comerlos crudos con aceite, en las ensaladas. Es recomendable cocerla a fuego lento o al vapor para preservar su valor nutritivo. Es de muy fácil digestión. Contiene vitamina A, B1, B6, y C. Es rica en fósforo, potasio y calcio. (p.5)


Apio: en ensaladas y crudo

Tanto el tallo como sus hojas contiene vitaminas A, B1, B5 y C. Sólo el tallo contiene también vitamina B2. Posee una alta concentración de potasio y en menor cantidad sodio, calcio y fósforo. Por eso es muy apreciado en la alimentación diaria, se usa como ensalada y también se come crudo, como aperitivo de las comidas. Se le emplea en sopas, caldos, guisos y ensaladas. Algunas personas lo toman en jugo, tanto de las hojas como de sus tallos. Advertencia: No debe consumirse en la dieta de los diabéticos.
(p.6)


Arvejas: no cocinarlas mucho para no rebajar su riqueza

Es un alimento de gran contenido de carbohidratos, se usa en guisos, sopas y ensaladas. No deben cocinarse mucho para no rebajar su poder alimenticio. Es tradicional su uso entre nosotros, especialmente en la sierra, en forma de harina de arvejas, alimento que no debe faltar a los niños.
(p.6)


Berro: alto contenido de vitaminas A, B y C

El berro es un producto de la naturaleza de gran valor nutritivo. Posee alto contenido en vitaminas A, B1, B2, B5 y C. Su contenido en azufre es notable: 280 mg en 100 gr. Pero sus componentes de potasio, calcio, fósforo, magnesio, sodio y hierro, hacen del berro un alimento excepcional. Asimismo, se debe tener presente que los tallos contienen más cantidad de vitaminas y minerales que sus hojas, las que generalmente son las más solicitadas. Si se la consume como verdura cruda debe lavarse bien antes de usar, especialmente cuando se va a preparar una ensalada, fresca y nutritiva.
(p.6)


Beterraga: crece todas partes

Crece en todo tipo de clima. Su principal virtud alimenticia está en la producción de azúcar, sobre todo para quellas poblaciones en cuyas tierras no crece la caña de azúcar. Contiene vitaminas A, B1, B2 y C. Tiene alto contenido de potasio, sodio, calcio, fósforo y zinc, poca cantidad de hierro. (p.6)


Coliflor: favorece el trabajo formativo de los huesos

Es un buen alimento que favorece al trabajo formativo de los huesos debido a su alto contenido de calcio y fósforo. Provee al organismo de minerales como hierro, potasio, magnesio, azufre etc. Puede producir gases, malestar que se puede evitar si se cocina al vapor, lo que además preserva mejor su rico contenido nutritivo. Se emplea en la cocina en ensaladas, aderezada con jugo de limón, o también en guisos y frituras. Por contener buena cantidad de minerales deben tener cuidado de consumirlas aquellas personas que padecen de nefritis y meteorismo (gases).
(p.7)


Espárragos: de fácil digestión

La parte que se utiliza en la alimentación son brotes, que salen de los tallos, llamados "rizomas". Contiene vitaminas A, B1, B2, B5, C. Su contenido en minerales son potasio, fósforo, calcio, silicio. Es de fácil digestión.
(p.7)


Espinaca: un gran alimento vitamínico

Sus hojas son un gran alimento. Deben ser de color verde y de consistencia dura, sin presentar picaduras. Lavarlas bien. Posee buen contenido de vitamina A. También ofrece vitaminas B1, B2, B5, C y alto porcentaje de potasio, calcio, fósforo, sodio y también hierro y magnesio. Ayuda a la digestión de los alimentos en especial de las harinas. Recomendamos comerla cruda o ligeramente al vapor, en ensaladas, guisos, etc. No es recomendable para personas que sufren cálculos tipo oxalatos, pues esta planta tiene un alto contenido de ácido oxálico.
(p.7)


Fréjol: producto nutritivo y de gran variedad

Es una leguminosa de prodigioso valor nutritivo. Viene a ser la base de la alimentación en la gente del campo y base de la alimentación popular en México, Perú y Brasil. Existen muchas variedades, conocidas entre nosotros como: fréjol amarillo, canario, castilla, caballero, panamito etc. (p.7)

En Brasil se usa generalmente el fréjol negro, así como en la Amazonía. Su valor proteínico oscila de 18 a 24%. Tiene alto contenido en vitamina A, B1, B2 y C. El fréjol o frijol, contiene muchos de los aminoácidos esenciales para el organismo. El frejol verde tiene alto contenido de vitamina A. Los frejoles secos deben remojarse un día antes de cocerlos. En la altura tiene dificultad para hervir, requerirá más tiempo.
(p.8)


Haba: alto valor de fósforo y calcio

otra leguminosa de buen valor nutritivo. Cuando está seca contiene más grasas y proteínas. Contiene vitamina A, C y bajos contenidos en vitaminas B1 y B2. Con notable porcentaje en fósforo y calcio, y menor cantidad en hierro. Es rica en albúminas, por lo que no debe proporcionarse a artríticos y gotosos. Son de difícil digestión, recomendando comerlas frescas, especialmente en ensaladas. A las sopas o "chupes" les proporcionan un agradable sabor.
(p.8)

Lechuga: ideal en ensaladas

Conocida universalmente. Se cultiva fácilmente aún en los jardines. Contiene vitamina A, C, B y B2. Es rica en potasio, fósforo y calcio. Es un error eliminar las hojas externas, que son precisamente las más ricas en vitaminas, especialmente la A y en Calcio. Conviene lavarlas bien antes de ingerirlas.
(p.8)

Lentejas: vital alimento energético, vitaminas A, B y C

Tiene alto contenido de vitamina A y menor de B1, B2 y C. Con notable porcentaje de calcio y fósforo, así como de hierro. Las lentejas son un excelente alimento energético. Se la emplea en variedad de platos. No recomendable ingerirlas las personas que son sedentarias y no hacen ejercicios físicos, puesto que facilitan la subida de peso. No aconsejable para reumáticos y artríticos debido a su alto contenido de albúmina. (p.8)


Nabo: sus hojas ricas en vitaminas A

Es una raíz blanca, dura, brillosa y carnosa. Sus hojas son muy ricas en vitamina A. Contiene además vitaminas B1, B2, C y minerales como el potasio, sodio, calcio, fósforo y hierro. Se emplea generalmente en sopas y caldos. Preparándolo en forma de "encurtidos" mantendrá sus altos contenidos nutritivos de vitaminas y minerales. Suele producir gases.
(p.9)


Papa aporte del Perú a la salud mundial

Prodigioso producto de nuestra tierra. Existen numerosas variedades. Se puede decir que es base de la alimentación mundial. Con alto contenido de vitaminas B1, B2 y menor de A, C y B5. Alimento rico en minerales: potasio, fósforo, azufre, calcio, magnesio, hierro, manganeso, etc. Estamos frente a una gran fuente energética. La papa debe ser cocida con su cáscara para preservar su alto valor nutritivo. Se la aprovecha mejor, preparada en puré o como papa sancochada. Es base de sopas, guisos, etc. La cocina criolla y de otras regiones del país, conoce ampliamente de sus virtudes. Cuando no se pueda ingerir cítricos, recomiendo preparar jugos de papa para aprovechar su considerable contenido de vitamina C. Este jugo debe ser fresco y logrado al rallar la papa con su cáscara, bien lavada. Dejarla que se asiente para separar la harina y beberla.
(p.9)


Pepino: excelente alimento con agua nutritiva

Es un alimento fresco lleno de agua aunque insípido. Contiene vitamina A, B1, B2, C; además. potasio, fósforo y calcio. Aconsejo comerlo fresco y crudo como ensalada, donde se puede apreciar su rico contenido en vitaminas.
(p.9)


Poro: mejor consumirlo crudo o ligeramente cocido

Es una buena hierba de un solo tallo que remata en un grupo de hojas verdes, tersas y firmes. Su contenido en vitamina es bastante pobre. En cambio, contiene calcio, hierro y fósforo. Debe comerse crudo o ligeramente cocido. Es un buen digestivo y aperitivo. Se le utiliza en sopas y caldos. (p.9)


Rabanito: estimula el apetito

Esta raíz es rica en calcio, azufre, potasio, fósforo y sodio. Se come crudo pero debe lavarse muy bien, sobre todo porque puede estar regado con aguas servidas. Es usual desinfectarlo lavándolo bien e incluyendo una solución de yodo. Se come crudo o en ensaladas. Es un gran estimulante del apetito.
(p.10)


Rabano: contiene buena cantidad de vitamina A

Esta raíz es más grande que el rabanito, menos coloreada y de sabor algo picante. Es un agradable alimento. Contiene buena cantidad de vitamina A y también posee, aunque en pequeñas cantidades, vitaminas B1, B2 y C. Su contenido en sales minerales es bueno. Contiene: potasio, sodio, azufre, fósforo, magnesio, hierro, etc. Debe comerse con cierta moderación. Es una raíz de fácil digestión. Se emplea en ensaladas y es ingrediente de sopas y caldos.
(p.10)


Tomate: rico en potasio, fósforo, sodio y calcio

Es un fruto de estructura delicada, utilizado mundialmente en la alimentación. Es mejor no comerlo tan maduro ni cuando esté picado. Se usa de múltiples formas, en ensaladas, como aderezo de numerosos guisos y en sopas y caldos. También se toma como jugo solo o con otras frutas y vegetales. Posee buen contenido de vitaminas Ay C, asimismo, aunque en menor escala, vitaminas B1 y B2. Es muy rico en potasio, fósforo, sodio, calcio, etc. Su riqueza en potasio lo hace muy importante en la asimilación de proteínas y grasas. Lo más recomendable, como alimento, es usarlo en ensaladas, porque en ese estado mantiene su poder alcalino. Recomiendo que no la consuman las personas que presentan acidez estomacal. (p.10)



Compartir / share:

Facebook







^